Silverfish (silverfish): cómo deshacerse de él

Silverfish, su nombre científico, silverfish, es un pequeño insecto que se puede encontrar fácilmente en nuestros hogares. Si bien no es peligroso para los humanos, los peces plateados tienen la desafortunada tendencia a estropear los libros y la ropa. A continuación, te damos algunos consejos para luchar contra este intruso que solo conocerás de noche.

Prevenir la aparición de lepismas

A los peces plateados les gustan los ambientes cálidos y húmedos. Es por esta razón que se encuentran con mayor frecuencia en el baño o en la cocina. El primer paso para evitar su proliferación es garantizar una higiene impecable del lugar, y en especial no dejar migas en el suelo. Aspire con cuidado detrás de los zócalos y cualquier grieta en las paredes para deshacerse de los huevos. Incrementa la eficiencia de tus acciones instalando un absorbente de humedad que permitirá que el aire de la habitación se seque.

Hacer trampas para peces plateados

Deshazte fácilmente de los peces plateados que han colonizado tu hogar haciendo trampas económicas y seguras. Tome un frasco de vidrio, como un frasco de mermelada o yogur, por ejemplo. Cubre su superficie exterior con un adhesivo rugoso del tipo que se usa para proteger los zócalos y las esquinas al pintar. Esto permitirá que el pececillo pueda trepar hasta la parte superior de la olla, atraído por la mezcla de harina y agua que has colocado dentro. Incapaz de escalar una superficie tan lisa como el vidrio, el pez plateado quedará atascado.

Otro truco es cortar una papa por la mitad y escurrir un poco de su sustancia. Coloque las dos partes, abiertas boca abajo, en una bolsa de plástico en el suelo. A la mañana siguiente, cierre suavemente la bolsa en la que quedarán atrapados los peces plateados.